Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es un sitio de la Vicepresidencia 2010 - 2014 - última actualización 7 de agosto de 2014
Vicepresidencia de la República de Colombia
Skip Navigation LinksVicepresidencia > Discursos > ECOSOC, Segmento de Integración

Discursos

Intervención del Vicepresidente de la República de Colombia, Angelino Garzón

ECOSOC, Segmento de Integración

Nueva York, Estados Unidos, 27 de mayo de 2014

Señor Vicepresidente del Consejo Económico y Social, Señor Presidente de la Asamblea General, Señor Secretario General de las Naciones Unidas, señoras y señores Embajadores Representantes Permanentes y delegados:

Al iniciar mi intervención, quiero expresar a ustedes un saludo fraternal del Presidente Juan Manuel Santos, del Gobierno Nacional y, del pueblo de Colombia y en nombre de todos ellos, les expreso mis agradecimientos por todas sus contribuciones a la búsqueda de la paz en Colombia. Agradezco la invitación realizada por el Sr. Vicepresidente del Consejo Económico y Social, para participar en la apertura de este Segmento de Integración en la que se abordará el tema de la urbanización frente a las tres dimensiones del desarrollo sostenible.

El Consejo Económico y Social, a través de su mandato desempeña un papel fundamental para contribuir en la integración de las tres dimensiones del desarrollo sostenible, tal como fue reconocido por los Estados en la Conferencia de Río+20. Por ello, teniendo en cuenta que las personas empezando por los niños y las niñas son el elemento central del desarrollo sostenible, su labor debe también estar orientada al pleno respeto y garantía de los derechos en todos los ámbitos del desarrollo.

Hace unas semanas, Colombia tuvo el honor de ser sede del Séptimo Foro Urbano Mundial, que se realizó en la ciudad de Medellín y que contó con la participación de más 20.000 personas, en el que además de abordar las conclusiones de Río+20, fue una oportunidad para debatir el contenido de la Agenda de Desarrollo Post-2015, en donde el tema de ciudades sostenibles e incluyentes debe ser un aspecto que los Estados tengan en cuenta al momento de fijar los objetivos de la agenda.

La Declaración de Medellín con la que se concluyó el Foro Mundial resaltó la necesidad de contar con una nueva agenda urbana, en la que se promueva un modelo de urbanización centrado en la gente. En el mismo sentido, durante la Plenaria de Conclusiones del Foro Urbano Mundial manifesté que “Colombia necesita ciudades amables, de bienestar, ciudades-región, ciudades de derechos y para los ciudadanos”, y justamente, en estos puntos es donde quiero centrar mi intervención.

Señor Vicepresidente,

Considerando que para el año 2050 se prevé que la población urbana ascenderá a 9.600 millones, y que estas personas aspiran gozar efectivamente de todos sus derechos, entre ellos el derecho a la salud, a la educación, al agua potable y al saneamiento básico. También los derechos a la convivencia pacífica, al transporte, al medio ambiente sano, el trabajo decente, a la vivienda digna, al acceso a la tierra y a una ciudad segura, incluyente, con igualdad y no discriminación. Es apenas natural que dichos temas sean abordados dentro de las dimensiones del desarrollo sostenible en la urbanización de las ciudades, y su efectiva implementación por parte de todos los Estados.

Por ello, para tener ciudades sostenibles, los temas educativos, de salud, de seguridad alimentaria, que hacen parte de una política de derechos humanos y de desarrollo sostenible deben mirarse y encararse siempre con enfoque diferencial, es decir con rostro de niño, de niña, de mujer, de joven, de discapacitado, de afrodescendiente, de indígena, de población LGTBI y de adulto mayor, entre otros.

La urbanización sostenible es un medio de realización de derechos y, del desarrollo mismo. Así como el desarrollo sostenible contribuye al desarrollo económico, social y ambiental de una sociedad, la garantía de los derechos es posible y realizable en entornos de vida adecuados. La solución no está en discriminar a los ciudadanos y mucho menos en la persecución a la población de bajos recursos. Los pobres no son pobres por mandato divino sino por la mala distribución de la riqueza. En efecto, se deben construir ciudades más incluyentes en donde ellos sean vistos como parte de la solución y no como el problema.

Las ciudades no pueden seguir siendo divididas en sectores ricos y pobres, no pueden continuar siendo focos que estimulan la lucha de clases, sino que, por el contrario, deben ser sitios que permitan la convivencia pacífica y que reflejen verdaderas políticas de equidad social.  En el mundo de hoy, los pobres no están condenados a hacer siempre de caballos, también tienen el derecho de soñar y de luchar para ser jinetes. 

Señoras y Señores,

Colombia como muchos otros países considera necesario que el tema de ciudades sostenibles y resilientes se encuentre en la agenda Post-2015 de desarrollo sostenible. Los seres humanos vivimos en la parte urbana y rural de las ciudades, por eso  todos los gobiernos nacionales deben entender que en materia de implementación de políticas públicas, tenemos que trabajar de la mano con los gobiernos locales y regionales, siempre dialogando y teniendo en cuenta las necesidades de la población.

Las personas esperan unidad y coordinación entre los gobiernos y no polarización de sus opiniones políticas, sociales e ideológicas. No olvidemos que en los próximos años, los seres humanos no recordaremos a los gobernantes o a las personas egoístas, promotores de violencia o de discriminación, recordaremos a los que se atrevieron de manera valiente, a luchar contra todo tipo de discriminación, de desigualdad social, por la paz y el respeto integral de los Derechos Humanos.

Señor Vicepresidente,

El propósito de éste Primer Segmento de Integración del Consejo Económico y Social obliga a que todas las agencias de las Naciones Unidas trabajen de la mano y bajo la coordinación del Secretario General en un propósito común como es el cumplimiento de las Metas y Objetivos del Milenio y el Desarrollo Sostenible. En tal sentido sería interesante que como fruto de esta reunión se celebrara en cada continente, bajo la coordinación del Sistema de Naciones Unidas, reuniones o encuentros con el mismo fin y perspectiva de este Primer Segmento, es decir, con la presencia de los gobiernos nacionales, locales, regionales, con el sector empresarial y con la sociedad civil, a fin de analizar y evaluar si estamos construyendo ciudades bajo un enfoque de región, de derechos humanos, con sostenibilidad económica, social y ambiental tanto urbana como rural.

Para concluir, quiero llamar la atención sobre un aspecto que no podemos perder de vista, y es que cada día las ciudades cobran más importancia, pues es allí donde millones de personas encuentran su presente y su futuro. Tal y como lo mencionara el niño Walter Jaramillo, durante el Foro Urbano Mundial de Medellín, cuando a nombre de los niños y las niñas nos reclamaba,  “Queremos que los niños y las niñas caminen, jueguen y disfruten la ciudad, que puedan jugar sin violencia y sin contaminación”.

Muchas Gracias.

 
Bookmark and Share